domingo, 9 de noviembre de 2008

Imposibilidades


Puntadas de fuego


Se hunden en el pecho y se comen el aire.


Todo se vuelve lo mismo


Todo el aire esta contaminado.


Las pupilas no distinguen los colores,


Las escenas comienzan a formarse en la mente.


Un ansia insoportable comienza a agigantarse,


Una presión,


Una culpa,


Una incertidumbre.


Un desencanto propio,


Un viento que no alcanza para correr tantas hojas,


Una necesidad de desaparecer,


De detener el tiempo y volverse sorda,


De convertirse en un cuerpo inmóvil,


Inquebrantable, inimputable...


Y de nuevo, el temor


De saber que es imposible...

No hay comentarios: