martes, 19 de julio de 2011

La librera


Le escribo a la señorita que atiende en la Librería Santa Fe de Alto Palermo. A la morocha de rulos que responde preguntas de sus compañeros revoleando los ojos para el techo, pero con cordialidad.
Hace unos meses fui a buscar un regalo para mi amiga Michi. El libro no estaba y elegí otro, pero la conversación con ella fue lo mejor. No voy a obviar que es una gran vendedora, porque yo terminé comprando un libro para mí que no estaba en los planes, pero la manera en la que te cuenta y te habla da gusto. Te presta atención, te pregunta, te cuenta: "¿sabías que Murakami se hizo famoso por traducirlo al japonés? (y agarra para mostrarme un libro de Irving) Este libro es hermoso. Si te gusta él te va a gustar Irving".
A mi ella me llamó la atención porque en las cadenas de librerías suelen atenderte bastante mal y encima se nota que no leen ni un menú.
Siempre tiene el pelo atado. Siempre tiene todas las respuestas.
Hoy fui de nuevo.
-"Ella (que soy yo) quiere un I Ching así (hace un gesto con las manos) chiquito"-, le dice un morocho de rulos de pelo atado, como ella.
-Sí. Es uno chiquito. Un I Ching enano-, le responde y se ríen.
Hay una nenita parada en el mostrador, delante de mí. "¿qué querés amiga? el precio del libro. A ver...".

El libro que compré aquella vez nunca lo terminé. Ahora me dan ganas de agarrarlo de nuevo.
Yo le agradezco a la distancia a ella el ratito lindo que me hace pasar cuando voy a comprar algo y los moños hermosos y coloridos y enormes que hace en los paquetitos de regalo. Se toma todo el tiempo del mundo para envolver los libros. A otro le debe joder "perder" el tiempo. Para mi lo hace con amor.
Si van díganle que le mando un beso.

5 comentarios:

Sool dijo...

Me encanta leerte jau jau. pero me perdi en la parte de la niña del mostrador. Pido mas anectodas jaureanas

Agu Jaurena dijo...

jajaja por qué se perdió, Sol?

cecilia dijo...

me emocionó, mucho. Será por ese amor a la literatura que se encuentra cada tanto en alguna persona, y también porque leyendoté, me di cuenta hermana de todo lo que te extraño, de las gana que tengo de ponerme a conversar con vos de murakami y de pelis y de todo eso.
cuanto amor siento por vos, es infinito, es eterno, es enorme.

Agu Jaurena dijo...

Ceci, NUESTRO amor es enorme e infinito. Te quiero mucho mucho.

cecilia dijo...

no hay vez que no lea este post y no me emocione. gracias